Los mexicanos somos extraños

Los mexicanos somos extraños. Me imagino que esto lo han de decir también todos los habitantes de un país sobre sus paisanos, pero realmente somos raros los mexicanos, caray. Las Olimpiadas terminaron hace dos semanas y durante ese tiempo no dejaron de llover críticas a los atletas, a los dirigentes, a nuestra mentalidad perdedora, y hasta a los españoles por conquistarnos. Nos sentimos miserables cada vez que un mexicano llegaba en el lugar 75 de 78, y sin embargo los únicos deportes que nos transmitían por la tele eran los que tenían mexicanos en ellos, con o sin posibilidades de lo que fuera, y algunos otros eventos que de tan importantes era imposible no transmitir.
Yo creo que tal frustración era tan grande porque todos los días ocurría una, tres, cinco, o hasta diez veces: por la noche -en nuestro horario- en caminata, más tardecito en tiro con arco, mientras dormíamos continuaban los fracasos en levantamiento de pesas, canotaje y remo, y ya tempranito nos levantábamos para confirmar que todos los mexicanos habían sido eliminados ignominiosamente. O peor, como el caso de una paisana que a pesar de ganar en su heateliminatorio en natación, el tiempo no le alcanzó ni para quedar entre las 16 mejores.

De modo que mi teoría es que la repetición de ver a nuestras “esperanzas” quejarse por haber comido mal el día anterior, decir que un vigésimo quinto lugar no era nada malo dado que eran apenas “sus primeras Olimpiadas”, argumentar que le “habían agarrado los pies” o de plano decir que nunca se prometió un buen papel, crisparon nuestros nervios como sólo ocurre cada cuatro años.

Y sin embargo, estos fracasos ocurren todo el tiempo, pero aislados, escondidos en la sección inferior de la página 26 de la sección deportiva: “la atleta mexicana Lucero Luz quedó en el lugar 196 de 200 competidoras en el Triatlón Anual de Sydney. Lucero declaró estar muy contenta por haber terminado la prueba dado que las demás competidoras son superhumanas.” Y como, claro, el lector ocasional ya está agotado después de haber recorrido hojas y hojas de información sobre las declaraciones del técnico del Atlas acerca de las declaraciones del aguador derecho del América sobre lo que la semana pasada declaró Eriksson, se dice a sí mismo “mi única duda es: ¿esta Lucero Luz qué tal estará? No viene foto… Mmhhh… ¡Ah, por poco olvido leer las declaraciones del nuevo prospecto salvadoreño del San Luis!” y procede a distraerse con más y más futbol.

Así que si durante cuatro años no nos interesa qué ocurre con nuestras clavadistas y taekowndoístas, que son bastante prominentes, mucho menos le prestamos atención a las de 400m, natación, salto de altura, judo, ping-pong, etc. ¿Alguien sabe si México tiene algún buen lanzador de disco? ¿Habrá en el país una excelente waterpolista? Nadie lo sabe.

Entonces como que no hay mucho espacio para la queja, ¿no creen? Obtenemos lo que pedimos. Al menos ahora sí hay compatriotas haciendo buenos papeles en el fútbol internacional, tanto jugando como dirigiendo, y supongo que eso significa un avance con respecto a hace 10, 20, 30 años. Pero de la Conade aún no se escucha nada bueno o interesante. Quizás si nos quitáramos los tapones de los oídos…

Sí, en definitiva somos extraños. Hoy corrí en los 10km de Nike, y diez, quince veces durante el trayecto los participantes estuvieron gritando “México, México, México”. Creo que no nos escuchaban en los demás países participantes, pero sí se sentía bonito. Y ahora, en una noticia absurdamente no relacionada, me vengo enterando en un blog extranjero que se hizo un espectacular descubrimiento en Yucatán: una ciudad subterránea, encontrada por investigadores que bucearon hasta encontrar unas cámaras secas, donde hallaron huesos humanos y las ruinas de 11 templos. Parece que se trata de la mítica ciudad de Xibalba, “lugar del miedo”, mencionada en el Popol Vuh. Este descubrimiento tan importante seguro no habría pasado desapercibido en periódicos, noticieros, reportajes en el país. ¿Y alguien me puede decir si había escuchado algo sobre este evento importantísimo? ¿Por qué tendremos que venir a enterarnos en medios extranjeros de estos temas? ¿Pasa lo mismo que con el fut y los deportes olímpicos?

En fin. Aquí les dejo links a la página de Reuters donde se informa del descubrimiento hecho por arqueólogos mexicanos (incluye un par de fotos), y el artículo en Wikipedia sobre Xibalba.