PostSecret.com

La idea detrás de PostSecret es la siguiente: tiene una dirección a la que puedes enviar una postal -de cartón, papel, lo que sea, pero tiene que ser tangible- decorada como quieras, con un texto personal, escogido libremente. La única condición: tiene que ser un secreto.
Visita el sitio, vale la pena. Es asombroso. Revisa una por una las postales: una te hace reir, la siguiente te deja pensando, la que sigue te hace llorar. Muchos son secretos terribles, otros son testigos de la crueldad de la naturaleza humana. Otros más son anécdotas graciosas (como el que intercambió las boletas de infracción de su coche y el de adelante. “¿Mi boleta? Fue pagada al día siguiente. ¿La del otro coche? La envié a PostSecret”) o introspecciones inmisericordes (“Me pregunto qué sería de mi vida si tuviera el coraje de contarle (a ella)”); travesuras liberadoras (“A veces flirteo con hombres heterosexuales en el coche. Se siente bien hacerlos sentir incómodos, para variar”) o confesiones misteriosas (“No me gusta que mi esposo me mire a los ojos cuando tenemos sexo. Podría descubrir mi secreto.”). ¡Incluso hay cosas positivas (“A veces pongo monedas en los parquímetros de otros”)!!
Un tema aparte es el arte de las postales. Contienen tanta imaginación que a veces las palabras que les ponen sobran.
El dueño del sitio planea publicar un libro próximamente con algunas de las mejores postales.
PD. La postal que más me ha impresionado es una que tiene una imagen borrosa de las torres del WTC, y dice: “Después del 11/sept/01, nadie sabe que en realidad estoy vivo”. Wow.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *